Omitir vínculos de navegaciónInicio > Conoce Doñana > Biodiversidad
Biodiversidad en Doñana
Información práctica
La gran diversidad biológica de Doñana está motivada por la existencia de un rico y variado mosaico de ambientes y hábitats que han permanecido aislados del mundo exterior por varias razones.
Por una parte, debido a su carácter de humedal, difícil de recorrer una vez que empiezan las lluvias y difícil de habitar (baste decir que la marisma de Doñana ha sido la zona de España donde más tarde se consiguió erradicar la malaria). Además, hasta muy recientemente (mediados del siglo XX), ha sido un lugar mal comunicado, situado en el extremo sur de la Península Ibérica, donde no existían carreteras y al que solo era posible llegar desde los núcleos de población más cercanos haciendo veinte o treinta kilómetros a pie o a caballo. Finalmente, estos extensos territorios se han venido dedicando tradicionalmente a la caza y la ganadería extensiva, que son aprovechamientos poco impactantes, sobre todo si, como es el caso, han estado en manos de un escaso número de propietarios.
Todo lo anterior ha propiciado la concentración de un elevado número de especies animales y vegetales.

Para nuestro sitio web se han revisado la mayor parte de los listados de organismos vivos publicados para Doñana y su entorno. A las especies citadas en ellos se han añadido las proporcionadas por los Cuadernos de Campo. Con todo el conjunto se ha elaborado una lista de biodiversidad que contiene 4.033 especies (Figura 1).

Número de especies de cada reino presentes en Doñana....
Figura 1. Número de especies de los seis reinos que aparecen en nuestro listado de biodiversidad para Doñana. Cada porción del círculo representa el porcentaje.

Como es conocido por todos, la biodiversidad animal de Doñana es una de las mayores de Europa. No solo alberga especies emblemáticas de vertebrados, como el Lince Ibérico, el Águila Imperial, la Malvasía Cabeciblanca o la Focha Cornuda, sino que posee una rica comunidad de invertebrados, cuyo catálogo aumenta día a día, aportando con frecuencia nuevas especies para la ciencia.

Limitando el análisis a los vertebrados, no es solo la presencia de especies emblemáticas lo que da a Doñana su carácter de área de extraordinario interés faunístico. Por su cercanía a África y por sus especiales características como extenso humedal rodeado de monte mediterráneo, es una zona de paso de especies migradoras. Estas especies cada año se desplazan desde África a Europa y a la inversa, parando en Doñana para descansar, alimentarse y recuperar fuerzas después de haber pasado el estrecho de Gibraltar hacia el norte (en primavera), o preparándose para hacerlo hacia el sur (en otoño).

Muchas de estas especies establecen además poblaciones estivales o invernantes en Doñana. En algunos casos esta área resulta de extraordinaria importancia para su conservación porque se establecen aquí, para reproducirse o invernar, una parte importante de los efectivos globales de esas especies en Europa. Así ocurre con algunas de las que vienen a reproducirse (Espátula, Garcilla Cangrejera, Morito) o a invernar (Ánsar Común). Otras utilizan Doñana en toda época para alimentarse, y se reproducen cuando las condiciones son favorables (Flamenco Rosado), o mantienen siempre, o algunos años, un elevado número de individuos: Calamón Común, Cerceta Común, Ánade Rabudo, distintas especies de garzas, etc.

Ejemplar de <i>Pelobates cultripes</i>....
Foto 1. Ejemplar de Pelobates cultripes. (Fotografía de Héctor García.)

Pero por lo que Doñana es mundialmente conocido es por su fauna de vertebrados y, sobre todo, de aves. Valverde (1967) describió las microcomunidades de anfibios, reptiles, aves y mamíferos del Coto Doñana. Este autor, que fue el primer director de la Estación Biológica de Doñana y del Parque Nacional, sentó los pilares de la ecología de poblaciones en España, describiendo las relaciones tróficas existentes entre los vertebrados de Doñana, en su tratado Estructura de una comunidad de vertebrados terrestres, publicada en 1967, una época en la que el estudio de la ecología de vertebrados era realmente escaso y poco profesionalizado en España.

En nuestra lista aparecen 720 especies de vertebrados. En ella se incluyen 15 domésticas, que han aparecido en los Cuadernos de Campo, unas veces como animales que realmente forman o han formado parte del ecosistema (Paloma Doméstica, Vaca Mostrenca, Oveja, Asno, Caballo asilvestrado), por servir de alimento a animales silvestres, sea como presa o como carroña (Gallina, Ganso, Pato Real Doméstico, Pavo, Cabra); o por otras razones (Perro, Gato, Pintada, Canario, Hurón). También se incluyen las exóticas, algunas de ellas sin duda escapadas de cautividad, que se han observado en Doñana aparentemente naturalizadas (Figura 4).

Número de especies de vertebrados presentes en Doñana incluyendo doce animales domésticos y los mamíferos marinos....
Figura 4. Número de especies de vertebrados presentes en Doñana incluyendo doce animales domésticos y los mamíferos marinos. Cada porción del círculo representa el porcentaje.
Entre las comunidades de peces destaca el Fartet (Aphanius baeticus), en peligro de extinción, con fluctuaciones en su estatus poblacional dependiendo de los niveles hídricos anuales (Domínguez, 2002).
También para los anfibios y reptiles (cuarenta y dos especies) el área de Doñana está considerada como una de las más importantes de España, habiendo sido catalogada como Zona de Excepcional Interés Herpetológico (Santos, et al., 1998). La Tortuga Mora (Testudo graeca) y el Galápago Europeo (Emys orbicularis), relativamente abundantes en Doñana, están incluidas por la UICN entre las especies con mayor riesgo de extinción. Se incluyen cuatro tortugas marinas, que se ven muy rara vez en estado natural, y la inmensa mayoría de las citas se refieren a ejemplares que llegan muertos o moribundos a la costa de Doñana.
Como se ha dicho, el grupo de vertebrados más numeroso en Doñana es el de las aves (Figura 3), existiendo diez que se encuentran amenazadas globalmente, según BirdLife International 2000. De ellas, la Malvasía Cabeciblanca (Oxyura leucocephala) está encuadrada en la categoría de “En peligro”, seguida por cinco especies catalogadas como “Vulnerables”: Cerceta Pardilla (Marmaronetta angustirostris), Águila Imperial (Aquila adalberti), Cernícalo Primilla (Falco naumanni), Avutarda (Otis tarda) y Carricerín Cejudo (Acrocephalus paludicola). Finalmente otras cuatro están catalogadas como “Casi amenazadas”: Porrón Pardo (Aythya nyroca), Buitre Negro (Aegypius monachus), Sisón Común (Tetrax tetrax) y Gaviota de Audouin (Larus audouinii).
Nuestra lista de aves es más extensa que las aportadas por otros autores, lo que es debido, por una parte, a que se ha realizado una revisión relativamente amplia de las listas existentes (complementándose unas con otras), y por otra, a que se ha incluido un número importante de especies accidentales. Muchas de estas citas no dejan de ser anécdotas, que probablemente nunca lleguen a tener especial relevancia biológica; pero se ha entendido que en un portal web como este, basado en los CC de Doñana (donde es normal apuntar todo tipo de curiosidades), las cuestiones anecdóticas suelen resultar de interés. Tampoco se puede descartar que en el futuro esas citas lleguen a considerarse las primeras de un fenómeno de mayor envergadura.
También la lista de mamíferos es más amplia de lo esperado. Se debe a la inclusión de dieciséis mamíferos marinos (dos focas y catorce cetáceos), que prácticamente solo aparecen en Doñana varados o muertos en la costa, avistándose vivos sólo de forma muy accidental, nadando en el mar próximo.
Entre los mamíferos destaca la presencia del Lince Ibérico (Lynx pardinus), el felino más amenazado del mundo, que tiene en Doñana una de las dos únicas subpoblaciones que existen en la actualidad.
Glosario